sábado, 31 de diciembre de 2016

EUSEBIO DE CESAREA- EL VERBO DE DIOS

  EL VERBO DE DIOS
POR EUSEBIO DE CESAREA
 
Moisés lo proclama clarísimamente segundo Señor después 
del Padre cuando dice: Hizo llover el Señor sobre Sodoma y Gomorra
 azufre y fuego de parte del Señor Y también la Sagrada Escritura 
lo proclama Dios cuando se apareció a Jacob en figura de hombre M 
y le habló diciendo: Tu nombre en adelante no será ya Jacob, sino 
Israel, porque has luchado con Dios 39 f y entonces Jacob llamó al 
lugar aquel tVisión de Dios*, diciendo: Porque he visto a Dios cara 
a cara, y mi alma se ha salvado 4( >. 

10 Y es que no se puede suponer que estas apariciones divinas 
mencionadas sean de ángeles inferiores y servidores de Dios, pues, 
cuando alguno de éstos se aparece a los hombres, no se lo calla la 
Escritura, sino que por su nombre los llama, no Dios ni siquiera 
Señor, sino ángeles, como es fácil probar con incontables pasajes. 

11 Ya este Verbo, Josué, sucesor de Moisés, después de ha- 
berlo contemplado no de otra manera que en forma y figura de 
hombre 4i también, lo llama generalísimo del ejército de Dios 42 , 
como haciéndolo jefe de los ángeles y arcángeles del cielo y de los 
poderes superiores, y como si fuera poder y sabiduría del Padre 43 
y a quien ha sido confiado el segundo puesto del reinado y del prin- 
cipado sobre todas las cosas. 

iz Porque está escrito: Y sucedió que se hallaba Josué cerca de 
Jericó y, alzando los ojos, vio a un hombre de pie delante de él con la 
espada desnuda en su mano; y Josué, acercándose a él, le dijo: ¿Eres 
de los nuestros o de los contrarios? Y él respondió: Yo soy el generalí- 
simo del ejército del Señor; acabo de llegar. Y Josué entonces se pros- 
ternó rostro en tierra y le dijo: Señor, ¿qué es lo que mandas a tu sier- 
 vo?, y el generalísimo del Señor dijo a Josué: Quita las sandalias de 
tus pies, porque el lugar en que estás es lugar santo 44 . 

13 De donde, partiendo de las palabras mismas, observarás que 
éste no es otro que el que se reveló a Moisés, puesto que, efectiva- 
mente, la Sagrada Escritura dice de éste en los mismos términos: 
Mas, cuando le vio el Señor acercarse para ver, lo llamó el Señor desde 
la zarza y le dijo: Moisés, Moisés, Éste respondió: ¿Qué hay? Y dijo 
el Señor: No te acerques aquí. Quita las sandalias de tus pies, porque 
el lugar en que estás es tierra santa. Y le dijo: Yo soy el Dios de tu 
padre, Dios de Abrahán, Dios de Isaac y Dios de Jacob 45 . 

14 Y que al menos hay una sustancia anterior al mundo, viva 
y subsistente, la que sirvió de ayuda al Padre y Dios del universo 
en la creación de todos los seres, llamada Verbo de Dios y Sabidu- 
ría, además de las pruebas expuestas, nos es dado escucharlo in- 
cluso de la misma Sabiduría en persona que, por boca de Salomón, 
ella misma nos inicia clarísimamente en su propio misterio: Yo, la 
sabiduría, planté mi tienda en el consejo e invoqué a la ciencia y a la 
inteligencia; por mí los reyes reinan, y los potentados administran 
justicia; por mi los magnates son engrandecidos, y por mí los soberanos 
dominan la tierra 

15 A lo cual añade: £1 Señor me creó como principio de sus ca- 
minos en sus obras, antes de los siglos asentó mis fundamentos. En el 
principio, antes que hiciese la tierra, antes que brotasen las fuentes de 
las aguas, antes que cimentara los montes y antes que a todos los colla* 
dos, me engendró a mí. Cuando preparaba los cielos, con él estaba yo;
 y cuando hacia perennes los manantiales que están bajo el cielo, con 
él me sentaba yo a dirigir. Yo me sentaba allí donde él cada dia se com- 
placía y me encantaba estar delante de él en toda ocasión, cuando 
él se congratulaba de haber acabado el universo 47 . 

1 6 Brevemente, pues , queda expuesto que el Verbo divino existió 
antes que todo, y también a quiénes, ya que no a todos, se apareció. 

17 Mas ¿por qué no fue predicado antes, antiguamente, a 
todos los hombres y a todas las naciones, lo mismo que lo es ahora? 
Quizás pueda esclarecerlo esta respuesta: la vida primitiva de los 
hombres era incapaz de hacer un sitio a la enseñanza de Cristo, 
todo sabiduría y virtud. 

18 En efecto, al menos en los comienzos, después de su primer 
tiempo de vida dichosa, el primer hombre se desentendió del man- 
dato divino y se precipitó en este vivir mortal y perecedero, y cam- 
bió las delicias divinas del comienzo por esta tierra maldita. Y sus 
descendientes poblaron nuestra tierra toda y, con excepción de uno 
o dos en alguna parte, fueron manifiestamente degenerando y lle- 
garon a tener una conducta propia de bestias y una vida intolerable 48 . 

19 Ni siquiera se les ocurría pensar en ciudades, ni en consti- 
tuciones, ni en artes, ni en ciencias. De las leyes y juicios, así como 
de la virtud y de la filosofía, ni el nombre conocían. Como gente
 ruda y montaraz, hacían vida nómada por lugares desiertos. Con 
el exceso de malicia libremente abrazada, corrompían el natural 
razonamiento y todo germen de inteligencia y suavidad propios del 
alma humana. Y hasta tal punto se entregaban sin reservas a toda 
iniquidad, que a veces mutuamente se corrompían, a veces se ma- 
taban unos a otros y, en ocasiones, practicaban la antropofagia, y 
llevaron su osadía hasta combatir contra Dios y entablar esas gue- 
rras de gigantes, de todos conocidas, y pensaron en amurallar la 
tierra contra el cielo y prepararse, en su loco desatino, para hacer 
la guerra al mismo que está sobre todo. 

20 A los que tal vida llevaban, Dios, que todo lo controla, los 
persigue con inundaciones e incendios devastadores, como si se 
tratara de un bosque salvaje esparcido por toda la tierra, y los fue 
abatiendo con hambres continuas, con pestes y guerras y aun ful- 
minándolos desde arriba, como si con estos remedios tan amargos 
intentara atajar una espantosa y gravísima enfermedad de las almas. 

21 Entonces, pues, cuando estaba realmente a punto de alcan- 
zar a todos el sopor de la maldad, como el de una tremenda borra- 
chera que oscureciera y hundiera en tinieblas las almas de casi todos 
los hombres, la Sabiduría de Dios, su primogénita y primera cria- 
tura 49 , y el mismo Verbo preexistente 50 , por un exceso de amor 
a los hombres, se manifestó a los seres inferiores, unas veces me- 
diante visiones de ángeles y otras por sí mismo, como poder salva- 
dor de Dios, a uno o dos de los antiguos varones amigos de Dios, 
y no de otra manera que en forma de hombre 51 , la única en que a 
ellos podía aparecerse. 

HERMOSA MARJORIE SUZANNE FONTANELLA Y KURT HISTORIA DE AMOR

 MARJORIE SUZANNE  FONTANELLA Y KURT
 BREVE HISTORIA DE AMOR
por Samuelsonciudaddepaz
 31 Diciembre 2016

 Marjorie (Hermosa en extremo)

Marjorie Fontanella era una bellísima  joven de cabellos dorados, alta, de tez  blanca, con unos ojos mezcla de un verde turquesa  con azul del cielo. Tan bella era que si se hubiese presentado al concurso de belleza de su país, seguramente habría  salido ganadora, pero sus interés y metas no eran esas.  Sin embargo el verdadero tesoro lo llevaba dentro de su ser. De un espíritu sensible y un corazón noble  para con su prójimo. Desde niña se preocupaba por los pajarillos heridos y por los perros desamparados. Gustaba de salir a pasear  por los campos recién bañados por la lluvia y ver crecer y florecer las  flores silvestres. Su afición por la lectura y pasión por la historia, le abrió camino como escritora y periodista en su ciudad natal perteneciente a un país hispanoamericano Pasado los años Marjorie fue becada por una universidad norteamericana para  asistir a unos estudios relacionados con las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Felizmente en la ciudad donde asitiría Marjorie a la universidad, una tia materna suya vivía en una area cercana.
 A  la misma universidad y por los mismos estudios  se presentó Kurt Graft. El iba becado o comisionado por la marina de guerra de Estados Unidos. Kurt  había nacido en el Brasil. De padres alemanes, había partido siendo casí un adolescente  a Inglaterra  y luego a Estados unidos donde obtuvo sus despachos de oficial de marina. Al presente era piloto aviador  de uno de los más  sofisticados aviones de caza en el  moderno superportaaviones nuclear  USS Patrick Henry.  Kurt era un joven de ojos claros, de cabellos castaño oscuro, muy alto y  fuerte..  De carácter serio y esforzado, pronto hizo una buena hoja de servicio en la naval.
Kurt  por ser de naturaleza reservada y austera, así mismo  por su  dedicación a sus estudios, había tenido pocas oportunidades de tener sino romances breves y fugaces. Bajo la superficie rígida de su vida, existía un corazón que ansíaba conocer  el verdadero amor de una mujer. Por ello no es de extrañar que cuando vió a Marjorie fontanella, la joven  causará un agradable impacto en su ser. Coincidentemente quedaron juntos en un grupo de discusión e investigación sobre la segunda  guerra mundial. Los días y semanas de reunir información sobre el tema hizo que como grupo pasaran juntos mucho tiempo y que la  relación entre ellos fuese haciéndose más seguida. En ese tiempo Kurt  llegó a admirar la inteligencia, el sentido de investigación, el interés por el estudio y la amabilidad de la hermosa joven. Igualmente la belleza esplendida de Marjorie  cautivo el corazón del apuesto caballero.   Pasado un tiempo kurt invitó a  Marjorie a salir un paseo, ella lo consultó con  su  tía donde ella estaba hospedada, La tia estuvo de acuerdo y al poco tiempo Kurt  y su dulcinea salían a comer, a disfrutar de una buena  película,  caminar a la orilla del  mar, escuchando el sonido de las olas y del canto del as gaviotas y pelicanos.  En uno de esos paseos , La declaración de amor de Kurt a Marjorie no se hizo esperar y pronto fueron dos almas gemelas, dos almas nacidas el uno para el otro. Ella  ya había comunicado a sus padres  acerca de su noviazgo con
Por ese tiempo llegaron los padres de Marjorie a visitarla. Conocieron a Kurt y aprobaron su relación. Se amaban tanto que  decidieron unirse en matrimonio.  Se comprometieron y fijaron el día de las nupcias. Más antes de realizar su precioso sueño de amor tendrían que afrontar una tormenta que amenazaba con nublar su horizonte.
El curso al  que asistieron iba  llegando a su final. Entre las tareas finales estaba una  relacionada a presentar las listas de los detenidos en los campos de concentración y su correspondiente   liberación por las tropas del ejército de los Estados Unidos.
Investigando, examinando  documentos, listas…ambos se llevaron una tremenda sorpresa cuando descubrieron que en el listado de personas recluidas en un campo concentración en Polonia, aparecían algunas personas de  origen judío y de nacionalidad italiana, entre los cuales aparecía el Fontanella.   A Marjorie le parecía  haber escuchado uno de esos nombres en alguna ocasión  en boca de sus padres, y más aún al ver la foto de dicha persona, parecía asociarla con una de sus abuelas. Pero el verdadero tsunami  faltaba por llegar a su playa. Entre los documentos y listas de los responsables de esos campos  de la muerte, aparecía un nombre que venía a indicar claramente y sin lugar a dudas que uno de los abuelos de su amado Kurt Graft.
 Marjorie sintió  que su mundo se derrumbaba, que allí se le acababa el camino, porque sus padres no iban a estar de acuerdo con que ella se casara con  su príncipe azul. Para Kurt también fue un golpe emocional, más fuerte que si lo hubiese derribado en su avión un enemigo. Él que no temía alas alturas y a la muerte, y ahora  pensaba que su felicidad futura con Marjorie  no podría ser. Fueron días de intenso sufrimiento espiritual.de aflicción y desesperación mutua. Mientras tanto el curso en la universidad llegaba a su fin. Ambos obtuvieron notas sobresalientes y menciones honorificas. Kurt  aprovechó unos días de licencia antes de presentarse nuevamente al servicio en el superportaviones USS Patrick Henry. Días de licencia donde pudo viajar en compañía de Marjorie al país natal de ella, para poner en claro todo el asunto delante de su familia.
Llegó el día del recibimiento. La tia de Marjorie, enterada del asunto había hecho llegar algunas noticias a los padres de la muchacha. Kurt y su novia no dejaron de preocuparse y mostrarse inquietos y nerviosos durante el viaje y su llegada  a la casa familiar.
Los padres de Marjorie recibieron con mucho afecto a Kurt, recordemos que lo habían conocido  en la ocasión que  habían visitado a su hija en los Estados Unidos.Estaban además presentes el hermano mayor de Marjorie y su hermana menor, una bellas señorita.
Se dieron a conocer los detalles existentes de la historia descubierta. ¿Qué pasaría?- se preguntaba Kurt en su interior-¿Dejarán que me casé con Kurt? Interrogaba en su pensamiento Marjorie. Fue una velada larga, muy larga. Al filo de la medianoche, el padre de Marjorie con la mirada iluminada y el corazón lleno de bondad, puesto en pie al lado de su esposa , dijo:
-          Somos una familia unida, Hace muchos años, cuando nuestros hijos eran pequeños, decidimos vivir  de acuerdo a las enseñanzas y preceptos de la Palabra de Dios que está contenida en la Sagrada Biblia .Todo bajo la dirección y autoridad de nuestro Padre Celestial, de nuestro Señor y Salvador Jesucristo y de su hermoso Espíritu Santo.  El nos manda y exhorta a perdonar toda ofensa e injuria que los hombres nos pudiesen haber hecho. Las cosas que hemos conocido y tratado en esta noche no deben ser motivo de rencor o amargura. Seguramente en otras familias serían motivo de odio, discordia y maldiciones.  De común acuerdo con mi esposa  y familia decidimos sepultar toda ira, rencor y discordia en el pasado, en el fondo del mar. Ahora viendo el amor existente entre Kurt y nuestra hija Marjorie , no seremos nosotros los que añadamos una nueva herida o tropiezo en el corazón de nuestra hija respecto a su amor. Si Marjorie  decide aceptar la proposición de matrimonio de Kurt, será aceptado como nuestro nuevo hijo. Seguidamente abrió la Sagrada Biblia en el  pasaje de  la 1ra. Carta del apóstol  Pablo a los Corintios y leyó de forma clara y segura. _ y luego añadió:- Kurt, se que respetarás y amarás a mi hija como se merece_ Similares palabras expresó la madre de la noble joven.
Kurt estaba  asombrado de tanta bondad, amor y comprensión y por supuesto estaba feliz por su próximo  enlace matrimonial con su amada. Agradeció profundamente y se prometió a si mismo y a los padres  de ella amarla para siempre y hacerla dichosa.
Pasaron los días, semanas y algunos meses, al llegar la fecha establecida  Kurt Graft y Marjorie Fontanella unieron su vida y su destino para siempre. Fue una boda muy  bonita. La novia estaba radiante y super bella. La madre de Kurt y dos hermanas del  joven novio asiSteron a la boda. El padre de él habia fallecido un par  de años antes.
 Al finalizar La hermosa pareja  pasó bajo un espectacular  y tradicional  arco de sables o espadas, formado por los compañeros aviadores  navales del USS Patrick Henry.
Pasó más de un año y vino la nueva buena al nuevo hogar . Pronto llegaría el primer fruto de su amor.
Kurt que desde muy joven había servido a su  patria, y sobre todo considerando y anhelando fervientemente estar siempre al lado de su amada, decidió presentar su retiro del servicio naval  y dedicarse a la vida civil. Compró una hermosa casa de campo donde viviría con su familia. Como había cursado la abogacía en la armada Se integró a una exitosa empresa  y luego  pasó a ser un poderoso hombre de negocios.
La vida y el cielo les regalaron una preciosima bebita  de cabellos como el color del oro puro cuando es bañado por sol al ocaso de un día esplendido y de  ojos del color  cielo azul zafirado unido al verde de un jardín de cipreses verdes.Kurt y Marjorie de verdad conocieron la dicha del amor.
La mayor felicidad de Kurt era abrazar intensamente a Marjorie y decirle las siguientes palabras con toda la intensidad de su alma_
 _ "Marjorie, Marjorie, mi amada y bellísima esposa, eres mi tesoro de mil  piedras preciosas, rubies, diamantes, zafiros...te amo , te amo, siempre, siempre...!
No se sabia quién de los dos era más feliz de los dos, sí epor decirlo, o ella por escucharlo, así de tan inmenso era su amor.
Y así vivieron felicies por siempre.
 1ra. a los Corintios

Capítulo 13
13:1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
13:2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.
13:3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
13:4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
13:5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
13:6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
13:7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
13:8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
13:9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
13:10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
13:11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
13:12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.
13:13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor



SOL DE MEDIANOCHE- SUZANNE 31 DE DICIEMBRE


Había un hombre  que en sus lecturas de la Escritura  Sagrada solía tomar notas de todo aquello que le impactaba en su ser. De los mucho que subrayaba o anotaba un día remarcó los siguientes
La misericordia y la verdad se encontraron;
La justicia y la paz se besaron Salmos 85.10
Besados serán los labios
Del que responde palabras rectas.Proverbios 24.26
 SOL DE MEDIANOCHE- SUZANNE 31 DE DICIEMBRE
 Pasaron algunos años.
 En una Ocasión estaba platicando con un conocido, cuando veo venir a una mujer a quién nunca había visto antes.Instantaneamente me pareció demasiado atractiva, alta y de tez blanca.  Al acercase noté qué sus ojos eran de un hermoso color verde avellana.Al pasar enfrente de mi sentí que yo era sacudido en todo mi ser. Dirigí la vista hacia su rostro y quisé saludarla. Ella ignoró mi mirada y saludó muy cordialmente al otro individuo.Dentro de mi pensé: !Que  hermosa! !Cómo quisiera conocerla y ser amigo de ella!.
Pasaron días, semanas, quizás un mes, dos meses..El día menos pensado llegaron a mi casa varias mujeres que iban realizar una limpieza de un saloncito que les había prestado para  una actividad. Entre ellas iba la mujer  bella. Al ver que ella estaba en ese grupito sentí una inmensa alegría.Al terminar la actividad de limpieza  ella se despidió de forma muy amable, no sin antes echarle un vistazo muy rapido a unos libros muy interesantes que yo  tenía a la vista. Pasarón varios días, semanas ...En ese tiempo. tenía un pequeño negocio..un día entró la ella.  Sentí  que el corazón  me daba un vuelco..tomé la iniciativa de saludarla y de esa forma se rompió el hielo. Platicamos y le ofrecí compartirle la lectura de u nos libros.
Una tarde  fuí a buscarla en donde vivía. No sabía como iba a recibirme.  Fue recibido con mucha prudencia.,casí diría friamente. estuve en la puerta parado.   platicamos un breve tiempo. Me despedí esperando volver.
  Al cabo de unos días regrese  a buscarla. Abrió una señora  desconocida.  pregunto por ella . La señora desconocida dijo: "Ella ya no vive aquí". Sentí que el mundo se abría bajo mis pies. Donde y cuándo podría verla otra vez era algo que no sabía. . .La señora desconocida rapidamente dijo "Vive cerca de aquí", e  indicó donde.
Desde ese día  visité a la bella dama muchas veces.Pasaron meses...la amistad creció... soñaba despierto. Ella se comportaba muy seria. la voz de ella sonaba a musica en mis oídos. Como una fuente de agua fresca en la verdes montañas.
Un sábado por la tarde, salí a dar una vuelta. Suzanne  Venía de la Universidad. La saludé y nada pasó. A los ocho o quince  días Volví a encontrarla. Serían como  a las cinco  de la tarde de un sábado. Ella traía una bolsa o cartera muy bonita con sus apuntes de la universidad.  Además traía una bolsa de pan en la mano. No saludamos con mucha alegría , como dos amigos que vuelven a verse después d emucho tiempo.  .Toda mi vida he sido cohibido y reservado de caracter y no me atrví a a invitarla a tomar un cafe. Seguí mi  camino más  mi supirar y  alma se fueron trás Marcela Suzanne.  Mucho tiempo después Suzanne reconocía que también deseó en esa oportunidad el no separarse de mí.
 Pasó un año de amistad maravilloso, de compartir muchas cosas...Suzanne compraba tamales, pan y chocolate los días sabados por la tarde y esperaba que yo llegara a su casa. Por mi parte! encantadisímo!
En una ocasión fuimos auna reunión, Suzanne vestía un elegante vestido de noche de color negro y un abrigo del mismo color.Al regresar a su casa ella se quita el abrigo y puedo deleitarme en su blancura de piel y sus bellos ojos verdes.Se dorige  a la cocina, regresa con dos tazas de cafe u me ofrece una. Mientras bebemos el café, yo la dmiro y suspiro. Intento decirle  que me gusta pero ella me  corta en seco y dice. -No se equivoque-Sufro al verla tan  atractiva y me voy a casa sufriendo por su belleza.
 Llegó la navidad, luego se aproximaba año nuevo. Pensé " Ella me gusta, me atrae tanto que no resisto el pedirle un beso, no sé como lo vaya a tomar, pero le diré en estos días cuánto la aprecio". Faltaban dos día para el 31 de diciembre de año... había tomado un lapicero y papel para escribirle mis  razones de amor a mi bella,,  y pensando estaba en escribirle  los 2 versos de la Escritura que a mi me llamaron la atención un par de años atrás. Precisamente en esos momentos de esa mañana mañana del 29 o 30  de Diciembre más o menos mi teléfono suena, contesto y escucha una voz muy apreciada que  después de saludarme  dice:"Hoy en la mañana sentí que usted tiene 2 versos de la Biblia que son  para mí". Tragué saliva, sentíme  en descubierto, y rapidamente le contesto "Sí es cierto.. Por favor tome papel y lapiz y apunte " . En realidad tenía mucho valor para decirle por telefóno los 2 versos, sentía que eran muy obvios para ella. Pero se los dijo por telefóno, además la invito a tomar  cafe o a cenar la tarde del 31 de Diciembre. luego  Le digo:
La misericordia y la verdad se encontraron;

La justicia y la paz se besaron Salmos 85.10

Besados serán los labios

Del que responde palabras rectas.Proverbios 24.26
 ELLA me responde:    Voy a estudiar esos 2 versos y me los explica cuando vayamos a tomar el cafe.
  Busco a  la dama de mis sueños y vamos  a tomar un café y después una cena el 31 de diciembre de un año que ya se perdió en la lejanía del pasado.
Al llegar al restaurante y después de acomodarse, ella pregunta y dice  : __Ahora, por favor expliqueme bien los 2 versos que usted tiene para mi__ . Le pregunto  a mi bellísima amiga : __¿Como supo que yo tenía esos 2 versos para usted?. 
 Ella contesta: _"Ayer , percibí, sentí claramente que usted tenía  que darme 2 versos ".__
  No salía de mi asombro al ver que en efecto tenía esos versos citados y escritos ya en una carta que pensaba darsela  más tarde. 
Dije.__"Los versos que yo tenía en mente compartirle son :
La misericordia y la verdad se encontraron;
La justicia y la paz se besaron Salmos 85.10
Besados serán los labios
Del que responde palabras rectas.Proverbios 24.26
Ella dijo:__Me puede hacer el favor de explicarmelos"__
El contestó_- "La justicia de Dios venía a cobrarnos nuestras maldades, pero en el camino se le atravesó la misericordía y el amor de Dios y por eso somos perdonados...."Igualmente me llama la atención el haber encontrado este verso que dice que una persona  cuyos labios hablan rectitud sus labios serán besados..."
A esto siguió una larga plática , en medio una cena, cuando ya las ultimas horas del día 31 se aproximaban a su final. 
Ellos habían llegado al restaurante a eso de las cinco o seis  de la tarde, siendo  las ocho y  media o nueve de la noche se dirigieron a acsa de ella. Llegaron, se acomodaron en la sala y siguieron conversando.
10.p.m.--11.pm. 11. 30 .pm...Aspirando profundamente le entrego. unos recuerdos y una carta donde entre otras cosas le escribía que la apreciaba demasiado, que ella era muy atractiva y qu conl con todo el respeto, sabiendo que tanto ella como yo eramos libres, sin compromisos de amor con terceras personas. Por esto y mucho más le pedía a ella un beso como recuerdo de amor. Ella en ningún momento accedió a darme ese beso y me dió una negativa rotunda. Aunque insistí  y supliqué ella no cedió ni un ápice. Sentime muy triste y decidí conformarse y alegrarme en cambio que estaba junto a la mujer más bella de mi vada.
 Los minutos y  las horas siguieron corriendo. En algún momento de la noche Suzanne había invitado a comer  los tradicionales tamales acmpañados de una buena taza de café.  El reloj anunció que el 31 de Diciembre de ----había expirado. Afuera se escuchaban el ruido de la quema de cohetillos y de las luces de colores que estallaban en el cielo anunciando un año nuevo.
  Más adelante  Suzanne fue a la cocina preparó avena con leche y   trajo dos tazas a la sala donde me encontraba.  Siendo aproximadamente las 12.30 a.m  del nuevo día la dama dice. __ "Haga oración por mí y por este nuevo  año".__  Minutos después dice ella. __" Tengo mucho calor, estoy sudando, ponga su mano en mi cabeza y lo comprobará".__  Lo hago ,huelo la fragancia del cabello de ella.  Ese aroma le sabe a lo más bello y exquisito,podría decir que era el aroma de muchas flores del campo, como el aire que corre entre las copas de los pinares, que juega con el viento entre los arboles frutales. Hubiese podido quedarme así, aspirando para siempre  esa fragancia de ese cabello. Para mí era un momento sublime, maravilloso ...de pronto la bella dama empieza a sollozar y exclama __"..Yo estoy enamorada de usted, hace tiempo que estoy enamorada".__
  Me quedo de una pieza, como si una descarga de 20,000 voltios  cayese sobre mí, como si un tifón acaba de  cubrirme. todo podía haberse imaginado menos que esa belleza de mujer este diciendo que está enamorada de mí. .Es algo que no puede asimilar. porque lo encuentra demasiado bello, irreal quizás...emociones y sentimientos van y vienen dentro de mi ser...siento que esoy viviendo un sueño, que no es cierto...que de pronto  todo se esfumará y despertaré a una dura realidad...
Tmo las manos de Suz anne entre las mias, y despacio, muy despacio, sin prisa, se realizo mi sueño de besar los labios deseados.(tiempo después Suzanne gozaría recordando como la besé suavemente)  Fue un beso muy suave, muy dulce...seguido de un abrazo que palabras faltan para describirlo.Después vinieron unos besos maravillosos y nos abrazamos  con mucho cariño y amor.(como unos sedientos de amor)   Seguidamente abrazados descansamos un rato pues la madrugada avanza. y seguimos besándonos ,una y otra vez, más y más,como queriendo reponer todo el tiempo perdido.
Regreso a mi   casa envuelto  sobre una nube de felicidad.
.Yo que  pretendía uno, tan solo un único beso, con eso me hubiese conformado, de la bella dama  se puede decir que ahora disfruto de  besos ilimitados. Los siguientes días  siento que  son  días son esplendorosos.Escribo muchas notas a ella , con su nombre le  escribo pensamientos. Un acróstico le llama mucho la atención, decía más o menos así: "Caminado un día por la orilla del oceano.." tanto que ella le escribe unas lineas diciéndole " Nunca había conocido un hombre como usted". Los días que siguen son de un enamoramiento intenso. Hablan por telefóno  y la voz de ella suena a los oídos de él como notas musicales exquisitas. Todas las tardes a las 4.00 o 5.00 p.m. llegaba el enamorado a casa de su amada. Ansiosamente tocaba el timbre, salia la amada a recibirlo. Generalmente intercambiabamos pensamientos, comentabamos lecturas,  decía y le escribía a mi dama lo siguiente:
 " Me gusta mucho,   1) su cabello  ,2)Su estatura, 3)Sus cejas, 4)El color bello de sus ojos 5) Su nariz de perfil  5)Su Boca y labios  6) El color blanco de su piel .   Luego  tomabamos café, y nos dabamos besos lindos,   transcurrían las horas, compartíamos lecturas de muchos libros.cenabamos, después encaminabamos a la sala a platicar , el mirar sus ojos era mi deleite, igual  su rostro,  nos abrazabamos y nos besabamos con una intesidad y ala vez con una dulzura de miel. 
Suzanne al salir de su trabajo compraba helados, frutas, recuerdos y pasaba a mi casa a dejarlos.
anécdotas y recuerdos..
El día del de mi cumpleaños, Suzanne  me envía un pastel a su casa.
Un mañana  paseando  con Suzanne en un pueblo de la montaña .. Un señor del lugar inicia una conversación con ella y le pregunta -¿Usted no es de por aquí, verdad?.- Ella responde con una pregunta: -¿De donde cree usted que soy?-
El dice: _-Usted es como de Holanda?.
Un día de mayo de cierto año.Suzanne  ,  un amigo  y yo. habían ido a una conferencia dada en la capital de la República. A eso de las doce del mediodía, el amigo tiene que ir a  arreglar una papelería en una oficina. Caminando los tres en una avenida llena de árboles, empieza a llover. La lluvia cae brevemente sobre nosotros . ¡Que importa!. SOY INMENSAMENTE FELIZ, A MI LADO, JUNTO A MÍ CAMINA SUZANNE la mujer  bella y amada¡LLUVIA CON SOL! y la bella a mi lado. ¿NO ES MARAVILLOSO?

! DONDE QUIERA QUE ESTÉS SUZANNE, GRACIAS POR TU AMOR!

viernes, 30 de diciembre de 2016

OBJECIONES FORMIDABLES HECHAS A LA BIBLIA-1894

 LA BIBLIA VERIFICADA
ANDREW ARCHIBALD
1894 
 
 OBJECIONES FORMIDABLES HECHAS A LA BIBLIA-
 
3. De paso permítasenos tan solamente aludir á la 
muy desacreditada historia de Jonás. Puede ser que, 
el narrativo, si ficticio, llevara el intento de proveer 
instrucción moral por medio de él en la Biblia, puesto 
que el Señor mismo enseñó por parábolas, é historias ; 
empero no podemos resistir la convicción de que Cristo 
hace referencia á la experiencia del profeta de Nínive 
como histórica, pues Jonás y Salomón y la Reina del 
Austro son mencionados juntos. Ademas, el gran 
Maestro hace de la inhumación en el monstruo marino 
el tipo de los tres días que él mismo había de pasar en 
el sepulcro ; y el paralelo no es tan exacto é impresivo 
si ambos no son hechos auténticos. Creemos en la in- 
humación y resurrección del Señor, y este es el mayor 
milagro de los dos. Ni tampoco es, á mi ver, el me- 
nor de los dos milagros tan increíble. Hay animales 
marinos capaces de tragarse á un hombre. En el 
ancho estómago de un tiburón se ha hallado un caba- 
llo entero y en otro un guerrero con toda su armadura. 
Esto no son fábulas. Es el caso auténtico aquel del 
marinero que en 1758 fué tragado sin mutilación al- 
100 LA BIBLIA VERIFICADA. 
guna por un animal enorme del profundo. Lo único 
milagroso en el relato de la Escritura es la preserva- 
ción de la vida del profeta bajo tales circunstancias. 
Y ¿ porqué había esto de ser considerado algo increible 
para con Dios, el cual en los obras de la Creación y en 
otros milagros registrados, aceptados por la generali- 
dad, obra maravillas aun más grandes? Si ponemos 
en duda el testimonio de la palabra de Dios en lo que 
se refiere al profeta Joñas, deberemos a lo menos ad- 
mitir la verdad irónica de la representación de los 
tales en la Escritura : 
" ¡ Tú lo sabes sin duda porque habías entonces nacido, 
Y es grande el número de tus días !" 
4. Una dificultad más y es con relación al Diluvio 
Universal. Existe la agudeza acerca de la ventilación 
del arca con su ventanillo ; empero un letrado no hu- 
biera jamás cometido el error craso de suponer que 
hubiera solamente una ventanita para admitir luz y 
aire. La palabra Hebrea implica el que había un 
sistema de ventanas, immediatemente debajo de la 
cubierta del arca por todos sus lados, y cuando Noé 
abrió el arca para dejar salir el cuervo y la paloma se 
hace uso en el original de otra palabra (zohar en el 
primer caso, y halón en el segundo), demostrando que 
era esta una de las aperturas en la claraboya ó " luz." 
Ni tampoco la objeción de que el arca no fuese bas- 
tante grande para todos los animales tiene fuerza nin- 
guna, cuando comprendemos que no es necesario supo- 
ner que hubo un diluvio universal. Cierto leemos que 
" toda carne " fué destruida, y las aguas " cubrían to- 
OBJECIONES HECHAS A LA BIBLIA. 101 
das las montañas altas debajo de todo el cielo," pero 
también leemos acerca de un decreto de parte de Cesar 
Augusto " que toda la tierra fuese empadronada " en 
el empadronamiento de la primera centuria. Con- 
forme en el último caso "toda la tierra" significa úni- 
camente el imperio Romano, toda la tierra sobre la 
cual Augusto tenía autoridad, así también en el pri- 
mer caso puede significar el mundo en lo concerniente 
á Noé. Tales expresiones generales no deben ser toma- 
das en sentido literal ; así es cuando decimos, " Todo 
el mundo va á tal O cual lugar." El arca, que era un 
poco mas grande que el vapor " Great Eastern," puede 
no haber sido capaz de contener dos animales de cada 
especie del mundo entero, mas todos los animales (dos 
y dos de ellos) de la tierra que suponemos haber sido 
anegada por un diluvio parcial pueden haber tenido 
lugar suficiente. Empero ¿ existe evidencia alguna 
(fuera de la Biblia) de un diluvio ni aún parcial de 
alguna importancia? Sí; casi todas las naciones 
tienen tradiciones de un diluvio asolador. A medida 
que los descendientes de Noé se multiplicaban y eran 
dispersados sobre la tierra, la memoria del gran cata- 
clismo debía naturalmente pasar á través de los siglos 
aunque, naturalmente, variaciones habían de ocurrir en 
el relato. Hay por consiguiente el relato de Berosus 
que en muchos puntos se parece al relato original. 
Los Chinos tienen una tradición que afirma que toda 
la tierra fué ahogada excepto tres emperadores. Los 
Griegos tienen su Deucalión, que construyó un buque 
en el cual él y su mujer se salvaron de una inunda- 
ción que destruyó al resto de la humanidad. Entre 
102 LA BIBLIA VERIFICADA. 
los Indios de América, existen varias tradiciones, una 
de las cuales la representa el pica-flor que vuelve 
con una ramita en el pico. Ahora pues, todo esto 
viene a probar que debe haber existido un aconteci- 
miento original que ocasionó estas diversas tradiciones. 
Ni tampoco es el Diluvio un acontecimiento impro- 
bable mirado bajo el aspecto geológico. Sin ir mas 
lejos que " Junio, 1819, " dice el geólogo Lyell, " el 
mar hizo irrupción por la boca oriental del Indo, y en 
pocas horas convirtió una extensión de tierra de dos 
mil millas cuadradas en un mar interior." Estamos 
acostumbrados á oir y ver tocante á elevaciones y 
hundimientos geológicos de tierra. Winchell, en sus 
" Perfiles de la Creación" dice que " en 1822 toda la 
costa de Chile fué levantada á una altura que variaba 
de dos á siete pies — un área equivalente á toda la 
Nueva-Inglaterra y Nueva- York que hubieran sido 
levantadas en alto." El mismo geólogo afirma que 
" una depresión en el valle del Mississippi Inferior 
solamente de trescientos pies, admitiría las aguas del 
Golfo de México hasta la desembocadura del Ohio." 
Cuando Dawson, aun desde el punto de vista cientí- 
fico nos cuenta acerca de diluvios geológicos sumer- 
jiendo los llanuras de Europa bajo mil pies de agua, 
y nos da la información de que la tierra desde la apa- 
rición del hombre ha tomado cuando menos " una 
zambullida semejante antes de obtener su presente 
estabilidad," no necesitamos ser tan escépticos acerca 
de un diluvio en la Biblia, parcial ó universal ; no 
necesitamos desacreditar en lo mas minino el del 
tiempo de Noé. Dios dice con mucha propiedad, 
OBJECIONES HECHAS Á LA BIBLIA. 103 
" Tú ¿ donde estabas cuando yo eché los cimientos de la tierra ? 
Decláramelo, si posees inteligencia. 
****** 
j Tú lo sabes sin duda porque habías entonces nacido, 
Y el número de tus dias es grande ! " 

No estábamos presentes cuando el abismo según se nos 
dice fué roto en tiempo de Noé, y no tenemos razón de 
negar lo que está afirmado como hecho, lo que es man- 
tenido por la tradición y demostrado como probable 
por la ciencia geológica. 

En conclusión, que creamos en el diluvio ó no, el 
diluvio de la muerte se acerca con terrible realidad 
para cada uno de nosotros. No hay medio de poder 
rodear las aguas del Jordán, y desgraciados habremos 
de ser si esta ola poderosa nos arrebata á la eternidad 
mientras estamos haciendo mofa de ella. Desearemos 
entonces estar en un arca, el arca de salvación. Bus- 
quemos seguridad á tiempo porque hay posibilidad de 
que podamos llegar tarde. 

" Viene de la muerte el diluvio ; despierta, 
Tu vida su ola pudiera aferrar ; 
Para tí del arca la puerta hoy abierta, 
Va el Omnipotente muy pronto á cerrar." 

LAS TARDES CON LA ABUELA-FRAGMENTOS- FIN

Óscar Mayorga
LAS TARDES
CON LA ABUELA
RETRATO DE FAMILIA EN LA DISTANCIA
CONSEJO ESTATAL PARA LAS CULTURAS Y LAS ARTES DE CHIAPAS
2 0 0 8

 Los padres de Juan Crisóstomo habían sido Mariano Monzón
y Francisca Gálvez, él de Quezaltenango y ella de Tacaná.
Mariano había sido el mayor de una familia de siete hermanos.
Sus padres eran descendientes de campesinos mestizos
del Quiché que habían emigrado a Xelajú, donde habían nacido
sus hijos.
Allí habían hecho su vida como pequeños como
comerciantes. Buscando mejorar su condición, cuando Mariano
era aún un niño pequeño, sus padres decidieron trasladarse a
Tacaná, donde tenían unos parientes que les aseguraron que
en aquel pueblo tendrían más oportunidades en el comercio.
Los Monzón, se decía en la familia, tenían cierta ascendencia
extranjera; un sacerdote francés que había llegado a Guatemala
en el siglo XVII y había tenido amores con una indígena
del Quiché.
Mariano Monzón tenía todos los rasgos de los
indígenas: la piel cobriza, la talla baja, el cuerpo musculoso y
fuerte, el cuello corto, el pelo negro y lacio, los pómulos altos
y la boca grande; los ojos rasgados eran lo único que contrastaba
con todo lo demás: eran de un azul intenso que parecían
más claros por lo obscuro de la piel morena. Sólo él había
heredado el color de los ojos del antepasado francés que, cautivado
por la belleza de aquella indígena maya, había dejado
su semilla en las montañas del Quiché

----------------------- Pero no contaban con la oposición de los padres de Ceferina
quienes, de entrada, no aceptaban que su hija se casara
con un mestizo, con un “ladino”
, habían dicho, ellos, que no
habían mezclado jamás su sangre maya–
quiché con ningún
mestizo
.
D
iscutieron mucho a lo largo de muchas tardes en
que fueron de visita a casa de los Ángeles; el padre y el tío de
Francisco, ofrecieron mayores regalos para la familia a cambio
de su consentimiento para la boda, pero fue en vano. Entonces,
decidieron “robarse” a la muchacha. Ella estuvo de acuerdo,
así que una noche, Francisco la esperó cerca del corral de
su casa y la llevó a depositar a casa de sus parientes que vivían
en Santa Cruz. Bastaba que la joven pasara tres noches seguidas
fuera de la casa de sus padres para que ellos no pudieran
volver a aceptarla como hija de familia, porque había deshonrado
el nombre de los Ángeles. Entonces había que lavar el
honor de la familia, mediante un matrimonio con todas las de
la ley, es decir, por la iglesia y conforme a las tradiciones y costumbres
de su pueblo.
------------------------V
Postludio
ANDRÉS GRIJALVA NO PUDO seguir escribiendo. Se había sumergido
tanto en la historia de su familia que sentía que era necesario
salir a la superficie del presente y respirar un poco de aire
puro. “Dejémoslo todo aquí”, se dijo. Cerró la computadora
y se quedó pensando en medio del silencio de la tarde africana,

mientras desde el balcón de la terraza de su estudio
contemplaba la ciudad de Burundi, envuelta en la bruma
azul como una muchacha que se cubriera con un velo o un
rebozo ante la frescura de la noche que se avecinaba. El sol
empezaba a ocultarse entre las montañas que circundaban el
valle. Sobre el azul del cielo navegaban unas pequeñas
nubes estriadas. El ocaso se transformó de pronto en la
inmensa paleta de un pintor con colores casi demasiado
fuertes para ser ciertos: naranja, amarillo, rosa, violeta, casi
verde, gris, negro. Como un incendio increíble en el que se
consumara el día. Como un cigarrillo que pasara de lo incandescente
a la ceniza.-----------------
Algo como una chispa le pasó por la mente en ese momento
mientras contemplaba el ocaso. De pronto, se sintió
en paz consigo mismo. Como si se hubiera revelado ante
sus ojos un secreto, como si hubiera llegado a resolver un
enigma o a comprender un misterio.
Incluso los escrúpulos
que le habían invadido por dedicar tanto tiempo a sus notas
personales en medio de la violencia y la muerte que lo
rodeaban, ahora parecía que se iluminaban y desaparecían.
“No sólo tenemos compromisos sociales con el mundo,
pensó. También hay otras luchas que nos toca librar en la
vida y que, tal vez, son primordiales y tan importantes o
más que las luchas sociales. La lucha por el conocimiento de
uno mismo. La aventura de descubrir uno su propio corazón.
¿De qué nos sirve ganar todas las luchas del mundo que nos
rodea, si perdemos nuestra lucha interior y vivimos toda la
vida sin ningún sentido? ¿No dice el evangelio algo semejante?:
‘¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero
si, al final, pierde su vida?’ Porque uno puede pasar toda la
vida disimulando, escapándose, huyendo del deber sagrado
de conocerse a sí mismo. No, no tengo la pretensión de creer
que ya me conozco, que ya llegué al final, pero sí intuyo que

voy en el camino y esto es muy importante para mí, me es
completamente vital”
. Una vez más recordó unas palabras
de la Biblia: “Ahora vemos como a través de un espejo y
oscuramente; pero un día veremos cara a cara”. ¿Se podría
dar, acaso, un anticipo de esa visión extraordinaria? ¿Estaría
en el fondo de uno mismo el principio del encuentro final,
del cara a cara?

De repente, sintió como si estuviera en medio de una
muchedumbre, como rodeado de presencias amigas que lo
acompañaban en aquel camino vislumbrado apenas. ¿Sería,
acaso, la multitud de antepasados en los que había estado
reflexionando tanto, con los que había estado conviviendo
en los últimos meses, los que ahora le hacían sentir que
seguían estando con él, viviendo con él, viviendo en él, algo
más que en los genes y a través de la memoria? Era una sensación
extraña, que se hacía cada vez más fuerte, como si
algo nuevo estuviera naciendo en él. Súbitamente, sintió un
dolor agudo en el hombro que se fue extendiendo a todo el
pecho. Como si una mano de fuego le estuviera oprimiendo
el corazón. Empezó a respirar con gran dificultad. “
¿Fue
necesario venir tan lejos para encontrar una chispa de sabiduría?
¿La verdad sólo se encuentra en el desierto? ¿Y por
qué duele tanto? ¿Señor, me estoy muriendo? ¿Estoy naciendo?”
Los interrogantes seguían acosando su mente. Pero, en
medio del sufrimiento, su espíritu estaba en paz. No tenía
miedo. Ahora, incluso el dolor y la soledad tenían sentido. El
murmullo de aquella muchedumbre que lo rodeaba alcanzó
un volumen insoportable y le pareció que la cabeza le fuera
a estallar. El dolor en el pecho se hizo más agudo. En un
momento dado, sintió como si fuese una sola persona la que
estaba con él invadiendo todo su ser, cuerpo, espíritu,
mente. Andrés tuvo la certeza de que iba a morir: se dejó
caer en un sillón, cerró los ojos y se entregó.
Aquella presencia
se convirtió en una luz tangible que lo envolvía y, a la
vez, lo colmaba completamente. Su cuerpo no tenía peso y
parecía flotar, intemporal, etéreo, lleno de esa presencia que
lo poseía. Vivió así la sensación hermosa, inefable, de sentirse
amado profundamente. No supo cuánto tiempo pasó.
Cuando de nuevo abrió los ojos, todo estaba obscuro,
el
dolor había cesado, apenas le quedaba una leve opresión en
el pecho. Se dio cuenta que había estado llorando.
Ya era de noche y el ambiente se había llenado de los
cantos de las cigarras
y de las luces que allá abajo, en la ciudad,
habían empezado a aparecer como estrellas caídas en
la penumbra de la tierra obscura, mientras en la negrura del
cielo empezaban a parpadear, tímidamente, otras estrellas.
No muy lejos seguían llevándose a cabo los enfrentamientos
entre los rebeldes y el ejército burundés. Era posible que,
una vez más, al filo de la medianoche, Andrés se fuera a la
cama mientras a lo lejos continuaría oyéndose el estrépito
de ametralladoras, la explosión de bombas y el disparo de
obuses. Aun con el peligro que aumentaba con la noche,
seguía fascinándolo esta tierra de contrastes donde belleza,
violencia y muerte estaban entrelazadas en un nudo del que
nadie encontraba la punta del hilo para poder desenredarlo.
Y, en medio de la noche, entre la vida y la muerte, la soledad.
Pero ahora, paradójicamente, ya no estaba solo y,
enmedio de la guerra, se sentía en paz. “Solitario para ser
solidario –pensó mientras cerraba la ventana y encendía la
luz del estudio–. Puede ser. Ahora me doy cuenta que, en
África, todo es posible”.


FIN

LAS TARDES CON LA ABUELA

Óscar Mayorga
LAS TARDES
CON LA ABUELA
RETRATO DE FAMILIA EN LA DISTANCIA
CONSEJO ESTATAL PARA LAS CULTURAS Y LAS ARTES DE CHIAPAS
2 0 0 8

 Después de la llamada de su hermana, Andrés Grijalva
estuvo varios días pensando en su abuela Rosenda Díaz, tratando
de poner un orden en sus recuerdos y en sus notas. En
cierto modo, la historia de la abuela materna era más fácil de
describir porque, desde pequeño Andrés había convivido más
de cerca con la familia Díaz Recinos, así como la rama paterna
de Julia Monzón, su madre, rama de la que tanto se hablaba
en la familia, no siempre en buenos términos, por una
serie de dificultades debidas a la herencia del abuelo que
nunca se aclaró del todo; dificultades que, como un maleficio,
parecía que se intentaban repetir en la nueva generación.
Andrés no estaba tan motivado para iniciar la narración
de los orígenes de esta parte de sus antepasados, como lo
estuvo para escribir “Las tardes con la abuela Pina”
, pero
gracias a los estímulos que había recibido, sobre todo de
Martha, su hermana, en buena parte movido por la curiosidad
de ver qué salía de todo eso, y teniendo en cuenta que
podía ser una forma de la ascesis que se había impuesto
desde la primera vez que llegó a Burundi como una búsqueda
incesante de identidad, Andrés tomó la decisión de
seguir escribiendo. Así, una tarde, sin pensarlo más, se puso
delante de la computadora y empezó a redactar la parte
correspondiente a la rama materna, a partir de la figura de
la abuela Rosenda Díaz. “Veamos qué sale”, se dijo poniendo
manos a la obra._____________
_______________
__________
Por aquel entonces la cuestión de límites entre México y
Guatemala no se establecía de manera clara
. México había
logrado su independencia de la corona española, después de
una década de guerras, en forma definitiva en 1821, y en ese
mismo año Chiapas y las provincias centroamericanas, Guatemala,
la primera de ellas se proclamaron independientes
de España; si bien la independencia guatemalteca no fue oficial
hasta 1847 porque durante unos años la tutela de México
fue muy fuerte. Y aun años después seguía habiendo poca
claridad en cuanto a los límites entre Guatemala y México.

Motozintla se consideraba por entonces que estaba en tierras
guatemaltecas,
como todos los poblados alrededor del volcán
Tacaná.
En 1878 dieron inicio las discusiones sobre los nuevos límites
entre los dos países. El Tratado de Límites definitivo se
firmó el 27 de septiembre de 1882 siendo presidente de México
don Manuel González y de Guatemala, don Justo Rufino
Barrios. El trazo de la línea, a través de terrenos difíciles de
medir por lo escarpado de los cerros, los ríos que había que
salvar y la cantidad de alimañas que atacaban a los intrépidos
topógrafos y sus ayudantes, para ir colocando la serie de
mojoneras que indicarían los límites territoriales entre los dos
países, se empezó a hacer en 1884 y fue un trabajo que duró
catorce años, hasta 1898, año en que finalmente concluyó.

El 19 de julio de 1884, por efecto del Tratado de Límites entre
México y Guatemala de 1882, el pueblo de San Francisco
Motozintla pasó a formar parte del Departamento del Soconusco.

El 13 de enero de 1890 es anexado al Departamento de
Comitán.
En ese mismo año, 1890, se dio a Motozintla la categoría
de municipio libre siendo el primer presidente municipal
don Ireneo González. Después, cuando el 23 de octubre de 1912
se otorgó a la población el título de Villa, se le llamó oficialmente
Motozintla de Romero, en honor del oaxaqueño don Matías
Romero, quien había tenido una parte importante en los asuntos
diplomáticos entre México y Guatemala. El 5 de julio de 1926
se le cambió ese nombre por el de Motozintla de Mendoza. El
10 de agosto de 1954 el gobierno del estado de Chiapas promulga
un decreto que eleva a Motozintla al rango de ciudad.
____________________El hermano mayor,
Aurelio, se había ido a Guatemala, se había casado con una
quezalteca
y allá se había quedado a vivir.
Sus hermanas se
fueron casando y el más joven de todos los hermanos,
Benjamín, se había ido a estudiar a Guatemala, con el tiempo
también se casó y como en 1882 se estableció, finalmente,
la cuestión definitiva del Tratado de Límites entre México y
Guatemala y Motozintla quedó del lado mexicano, Benjamín
no volvió nunca a su tierra.
—Nos engañaron. El gobierno nos vendió –decía Paulino
a propósito del Tratado de Límites, cuando muchas familias
cambiaron de nacionalidad sin cambiar de casa. Lo seguía
repitiendo con los años y así hasta sus nietos guardaron el
recuerdo de aquel cambio de país
que mucho parecía haber
tenido de intereses políticos y, sobre todo, económicos,
según Paulino Díaz

____________________ En una ocasión hicieron un viaje a la capital guatemalteca,
invitados a una boda de Cristóbal, uno de los hijos de la
familia Recinos Mérida, vecinos también de Motozintla y
amigo de los Díaz, quien se iba a casar con una muchacha
de Guatemala. Era la primera vez que los hermanos iban a la
capital, como seguían llamando a la ciudad de Guatemala y
la enorme metrópoli los deslumbró. Pero no sólo eso sino
que, en Guatemala, Romualdo se enamoró. Otra de las hijas
de los Recinos Mérida, Rosa, vivía allá. Muy joven se había
casado con un militar que llegó al rango de coronel. Tuvieron
dos hijos, niño y niña. Pero Rosa Recinos era muy joven y
gustaba más de las fiestas, los vestidos, la bebida y los juegos
de azar que de quedarse en casa cuidando a los patojos.
Esto fue motivo de frecuentes disputas con su marido. El
Coronel a menudo estaba fuera de la ciudad por motivos de
su cargo y cuando volvía a casa y no encontraba a su mujer
porque estaba en alguna fiesta, se ponía furioso

jueves, 29 de diciembre de 2016

LA BIBLIA VERIFICADA- 1894- iMPACTANTE

  Volviendo ahora para el período en cuestión á Tá- 
cito, y hojeando sus Anales, vemos expresiones como 
estas : " Desórdenes en Alemania," " conmociones en 
África," " conmociones en Trácia," " insurrecciones en 
la Galia," " intrigas entre los Partas," " la guerra en 
Bretaña," " guerra en Armenia." Y lo mismo tam- 
bién en Josefo vemos qué levantamientos había por 
todo el imperio. "En toda la Siria," dice, os de- 
sórdenes eran terribles ;" " cada ciudad estaba dividida 
en dos ejércitos,"
 
LA BIBLIA VERIFICADA-
 ANDREW ARCHIBALD
1894
  CAPITULO XIV. 

SEÑALES BÍBLICAS QWE PRECEDIERON LA DESTRUC- 
CIÓN DE JERUSALEM. 

"Yá unos que decían del templo, que estaba adornado de her- 
mosas piedras y dones, dijo: De estas cosas que veis, días ven» 
drán, en que no quedará piedra sobre piedra que no sea
 derribada. Y le preguntaron, diciendo : Maestro, ¿ cuándo será esto ? 
¿ Y que señal habrá cuándo estas cosas hayan de comenzar á ser 
hechas ? " — Lucas 21 : 5-7. 

La destrucción de Jerusalem y de su templo por 
Tito en el año 70 a. c. fué predicha por Cristo unos 
cuarenta años antes que llegase á suceder. Y los dis- 
cípulos se admiraron al oir la profecía, y podían creer 
apenas que había de cumplirse. Preguntaron al Maes- 
tro qué signos precederían la catástrofe, y claramente 
se lo dijo, estando con ellos sentado en el Monte de las 
Olivas con la Santa Ciudad resplandeciendo ante sus 
ojos bañada en luz por el sol que bajaba hacia el oca- 
so. Hechemos una mirada á la historia y constatemos 
si las señales predichas en detalle han tenido lugar. 
Puede decirse, por vía de introducción, que las señales 
parecen indicar el fin de Jerusalem en primer lugar, y 
en segundo lugar el fin del mundo. Había, como dice 
Farrar, " dos horizontes, cerca el uno y lejano el otro," 
y ademas añade, que como las señales " precedieron la 
187 
188 LA BIBLIA VERIFICABA. 
destrucción de Jerusalem, así también (las mismas) 
precederán en gran parte cuando el fin de todas las 
cosas esté cercano/' Limitándonos por de pronto al 
fin dramático de la dispensación y constitución Judai- 
cas, consideraremos las señales que habían de preceder 
el primer gran día del Señor que es simbólico de otro 
aún mas terrible y venidero. 

1. " Antes de todas estas cosas" — era una de las 
señales — " os echarán mano y perseguirán." Esta 
profecía fué terriblemente cumplida antes del año 70, 
cuando Tito destruyó la ciudad y el templo. Santia- 
go fué degollado por Agripa, y Pablo por Nerón 
antes de esta fecha. La historia de la Iglesia apostó- 
lica fué una sucesión de persecuciones religiosas. Esto 
es evidente según el relato de Hechos de los Apóstoles, 
y es corroborado por la historia profana, que no puede 
ser tachada de parcialidad hacia el Cristianismo. Cuan- 
do ocurrió el grande incendio en Roma, durando, dice 
Suetonio, "seis dias y siete noches," hasta que casi la 
mitad de la ciudad fué convertida en ruinas, Nerón 
comentó acerca de " los grandiosos efectos de la con- 
flagración." Se supone que este emperador ordenó él 
mismo que la ciudad fuese incendiada, y, dice Tácito, 
" para suprimir este rumor inculpó falsamente y cas- 
tigó con los tormentos mas atroces las personas de los 
comunmente llamados Cristianos, que eran odiados por 
sus enormidades. Cristus, el fundador de este nombre, 
fué muerto como criminal por Poncio Pilato, procura- 
dor de Judea, en el reinado de Tiberio ; mas la super- 
stición perniciosa, por un tiempo reprimida, surgió de 
nuevo, no solamente en Judea, donde tuvo origen el 
LA DESTRUCCIÓN DE JERUSALEM. 189 
mal, sino en la misma Roma, adonde fluyen cual co- 
mún receptáculo todas las cosas horrendas y vergon- 
zosas de todas partes, y donde también son estimula- 
das. De consiguiente, fueron primeramente encarce- 
lados aquellos que confesaron ser Cristianos ; después, 
por informe que estos dieron, una gran multitud fué 
convicta, no tanto por la acusación del incendio de la 
ciudad sino por aborrecer á la raza humana. Y fue- 
ron en su muerte causa de diversión, pues fueron cu- 
biertos de pieles de bestias feroces y se les dio caza 
hasta la muerte con perros, ó fueron clavados en cruz, 
ó quemados, y cuando declinaba el día ardieron para 
servir de antorchas nocturnas/' Tal es el lenguage, 
no de un Cristiano, sino de un pagano, y de uno cuya 
vida cubrió parte de la primer centuria y el principio 
de la segunda. La señal de persecución religiosa 
ocurrió pues entonces, y esta misma persecución, des- 
crita por el historiador Latino, asoló seis años antes 
de la destrucción de Jerusalem. 

2. Otra señal que parecía muy improbable fué, 
" Este evangelio del reino será predicado por todo el 
mundo para testimonio á todas las naciones; y en- 
tonces vendrá el fin." ¿ Tenemos evidencia alguna de 
que esta señal precediese la destrucción de Jerusalem? 
El imperio Romano fué reconocido en aquellos días 
como comprendiendo "todo el mundo," pues acerca 
del decreto de Cesar Augusto dice Lucas, " Todo el 
mundo fuese empadronado ; " esto es todo el imperio. 
Aun limitándolo de esta manera parece imposible que 
una religión cuyo Fundador fué crucificado — una reli- 
gión opuesta á todas las demás por cuanto las tenía 
190 LA BIBLIA VERIFICADA. 
todas por falsas — una religión que no lisongeaba á los 
hombres sino que los llamaba pecadores — una religión 
que exigía olvido propio y aun sacrificio de la vida — 
una religión que, después de todo, no proponía propa- 
garse por la fuerza, — parece completamente imposible 
que tal religión se propagase tan difusamente en cua- 
renta años ; pero Cristo comprometió su palabra en la 
predicción de que antes de la destrucción de Jerusa- 
lem, antes del año 70 d. c, sería su evangelio publi- 
cado por todo el mundo conocido ; y hay razón para 
creer que la profecía probó ser verdadera. Tácito, 
dice en el pasage de él citado, que la perniciosa supers- 
tición era reprimida en un lugar para aparecer en 
otro, " no sólo en Judea, donde tuvo origen el mal, 
sino en la misma Roma, adonde fluyen cual común 
receptáculo todas las cosas horrendas y vergonzosas. ,, 
Plinio el Joven, que murió hacia el 116 d. c, escribe ¡ 
" Y no solamente se ha apoderado el contagio de esta 
superstición de las ciudades, sino que también de las 
aldeas y campo." Clemente, contemporáneo de Pablo, 
dice de este apóstol : " Fué el predicador ambos de 
Oriente y de Occidente ; adoctrinó al mundo en jus- 
ticia ; " y Pablo murió antes del año 70, previo al 
cual Cristo dijo que el Evangelio había de ser predi- 
cado á todas las naciones. Cuando predijo la señal 
no tenía sino un corto número de discípulos, mas la 
señal no falló. 

3. También habían de sobrevenir conmociones civiles 
— " guerras y rumores de guerras." El advenimiento 
de Cristo tuvo lugar en tiempo de paz universal, el 
templo de Jano estaba cerrado. Sin embargo, el mas 
LA DESTRUCCIÓN DE JERUSALEM. 191 
tremendo desorden iba á suceder en los negocios gu- 
bernamentales antes de que aquella generación pasase, 
á lo menos así lo profetizó. 
 Volviendo ahora para el período en cuestión á Tá- 
cito, y hojeando sus Anales, vemos expresiones como 
estas : " Desórdenes en Alemania," " conmociones en 
África," " conmociones en Trácia," " insurrecciones en 
la Galia," " intrigas entre los Partas," " la guerra en 
Bretaña," " guerra en Armenia." Y lo mismo tam- 
bién en Josefo vemos qué levantamientos había por 
todo el imperio. "En toda la Siria," dice, os de- 
sórdenes eran terribles ;" " cada ciudad estaba dividida 
en dos ejércitos,"
Sirios y Judíos ; " así que el día se pasaba en verter sangre, y la noche en terror." Se nos dice que era " común el ver ciudades llenas de cadáveres sin sepultar, y los de los viejos mezclados con los infantes ; . . . mujeres también entre ellos." No es de admirar que con los cadáveres sembrados de esta manera tan cruel Josefo llame aquellas calami- dades indecibles. Trece mil fueron muertos en Scitó- polis. Diez mil en Damasco fueron muertos " abrién- doles la garganta." Veinte mil fueron muertos en Cesárea en " una hora de tiempo." En Alejandría no se perdonó ni á viejos ni á jóvenes hasta que cincuenta mil yacieron en " montones." Y tampoco fué en pro- vincias aisladas que se sintieron estos disturbios. El imperio mismo se tambaleó sobre sus mismos funda- mentos antes del año 70, tan prolífico en aconteci- mientos. Cuatro emperadores subieron ai poder en dos años, y todos ellos murieron violentamente. Ne- rón, según Suetonio, "se hundió una daga en la gar- 192 LA BIBLIA VERIFICADA. ganta ; " Galba fué atropellado por gente de á caballo y un soldado le cortó la cabeza, quien, " metiendo el pulgar en la cabeza por la boca," llevó así su horrible trofeo ; Oto se " atravesó " el pecho ; y Vitelio fué des- pachado por medio de lento tormento y " arrastrado después por un gancho y echado en el Tiber." Así que no fué una provincia de vez en cuando, sino como lo dice Suetonio, fué el " imperio " que se halló en " un estado de disturbio y desorden." Tal es el testimonio en cuanto á los acontecimientos por historiadores que poco sabían que Cristo lo había profetizado todo cua- renta años antes, cuando declaró que "habría guerras y rumores de guerras," nación contra nación y rey contra rey, antes del fin, antes que Jerusalem fuese destruida.